“La presión, las argucias jurídicas, la falta de independencia se compaginan con la dictadura en el Magdalena” Diputada Aarón

Santa Marta-Magdalena

La expresidente y actual diputada de la Asamblea del Magdalena, publicó un trino que llamó la atención de se muchos cibernautas a propósito de lo que ha venido ocurriendo al interior de la corporación sobre el proceso de elección del contralor general del Magdalena.

El día de ayer un juez de la república volvió a frenar el proceso cuando le otorgó la medida provisional de suspensión a Gabriel Vicioso, uno de los que participó en la convocatoria pero que no logró pasar por falta de los puntajes a la terna que se conformó y que fue publicada recientemente.

La nueva decisión de la justicia, se presenta después de que 5 jueces en distintos fallos han dejado por sentando y con precedentes judiciales que los reclamantes no tienen argumentos jurídicos suficientes para hacer valer sus derechos e incluso les han indicado que la vía de la acción de tutela no es el camino expedito para este tipo de situaciones administrativas, sin embargo el denominado “cartel de tuteleros” no ha bajado la guardia y continúa en el proceso de desgaste del aparato judicial de Santa Marta.

Lo anterior ha generado muchos comentarios en los corrillos políticos, y es que no es para menos, toda vez que de manera silenciosa se dice que existe una presunta complicidad de la justicia local para lograr detener la elección del contralor a través del proceso democrático de mayorías y con ello favorecer las intenciones del mandatario departamental, quien quiere gobernar sin un contralor eficaz pero si con uno que sea de sus afectos.

La dictadura que deja entrever la Diputada Claudia Patricia Aarón se quiere implementar en el Magdalena, es la que quiere el arrodillamiento y el sometimiento de la independencia de las ramas del poder público a un gobernante, por ello las alertas de un presunto complot de la justicia con varios diputados afines al mandatario están prendidas y las acciones judiciales serían interpuestas frente a lo que se infiere es una clara muestra de captación del poder.

Los samarios aún recuerdan la forma en como a través de argucias jurídicas y con una acción de tutela pudo regresar el exalcalde Rafael Martínez a sus funciones luego de la medida de aseguramiento que lo apartó del cargo, ese mismo fallo de tutela que direccionó presuntamente un magistrado afín a la Alcaldía de Santa Marta y al Caicedismo, fue revocado por la misma Corte Suprema de Justicia, pero que su efecto no cambio la situación administrativa toda vez que el cometido judicial ya se había logrado.

En el mismo sentido se refirió el exalcalde Juan Pablo Diazgranados, quien de manera clara hace alusión a los rumores de favorecimiento de algunos jueces de la república para lograr tumbar el proceso de elección de contralor departamental.

Después de 5 fallos uniformes donde no se avalaron las pretensiones del denominado “cartel de tuteleros” se espera que la justicia concluya que la independencia de los poderes en el estado de derecho son pilares de la democracia y que de una vez se permita la escogencia del contralor que sea quien cuide y vigile de manera imparcial los manejos de los recursos públicos del Magdalena.

Related

JOIN THE DISCUSSION