Se necesita control de precios a los alimentos y a los perversos que quieren sacar provecho del covid-19: Procurador

Bogotá D.C.

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, hizo un llamado a las autoridades a establecer un control de precisos a los productos de la canasta familiar, y a brindar garantías para la comercialización y el abastecimiento de esos productos, mientras se mantenga la cuarenta obligatoria por la pandemia del covid-19.

En su cuenta de twitter el jefe del Ministerio Público advirtió que “se necesita urgentemente congelar los precios de los productos de la canasta familiar, así podremos frenar el acaparamiento y la especulación que está golpeando a los más vulnerables en esta cadena”.

Carrillo Flórez hizo un llamado a la ciudadanía a denunciar la especulación y el acaparamiento, “ y por eso se necesitan controles de precios, como lo pedimos nosotros en el caso de medicamentos relacionados con la pandemia y los insumos médicos”.

“Está claro que en la cadena de intermediación los que especulan y acaparan no son nuestros campesinos, luego hay que tomar decisiones drásticas y ahí están el ministerio de Agricultura y la Superintendencia de Industria y Comercio. Esperamos que se sigan controlando todas las anormalidades que golpean a los más vulnerables,  que en esta cadena son los campesinos que están alimentando a Colombia en este momento”.

Protección a los campesinos

Señaló que la Procuraduría ha abogado para que en esta emergencia sanitaria se brinde apoyo especial a las poblaciones étnicas y campesinas, teniendo en cuenta que en este momento la seguridad alimentaria de Colombia depende de la ruralidad del campesinado.

Precisó que  de acuerdo con el primer censo del DANE sobre población campesina, que contó con el acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación y de la Defensoría del Pueblo, el 32% de los colombianos se identificó con ese grupo, lo que obliga al Estado a poner en marcha mecanismos de protección para esos 15 millones de ciudadanos, en su mayoría mayores de 40, quienes producen el 70% de los alimentos que está consumiendo el país en esta emergencia sanitaria.

“En la misma forma que hemos levantado todas las alarmas para la proyección de los médicos y del personal sanitario, pensemos en quienes están produciendo los alimentos que consumimos en la ciudad, seres fundamentales para la seguridad alimentaria del país”, insistió Carrillo Flórez.

Más reactivos y número de pruebas covid-19

Sobre las deficiencias encontradas por la Procuraduría en el envío al Instituto Nacional de Salud de las muestras de sospechas de covid-19, Carrillo Flórez advirtió que se necesitan más reactivos para continuar con los análisis, y que el Invima agilice los procesos de otorgamiento de los registros sanitarios de operación a otros laboratorios, para que las autoridades de salud “se vuelvan más ágiles en lo que los epidemiólogos llaman la detección precoz de esta pandemia, y lo otro es evitar el represamiento en el análisis de las muestras”.

Reiteró su llamado a mantener una vigilancia especial sobre poblaciones como la penitenciaria, y a realizar pruebas a un universo especifico, como lo hacen otros países, para establecer el número de personas de un colectivo que están infectadas.

“Se necesitan unos indicadores para demostrar que se está protegiendo, que se está previniendo”.

“Es mucho lo que hay que hacer y en el tema de las pruebas se requiere idoneidad, agilidad, profesionalismo y tecnicismo, para que sepamos cuáles son los números reales del contagio, y podamos adecuadamente evitar la propagación de la pandemia”.

Related

JOIN THE DISCUSSION